Los empresarios gastronómicos piden una rebaja porque las intermediarias se llevan un tercio de las ventas.


En medio de la crisis económica nacional derivada de la pandemia de coronavirus, varios locales gastronómicos de Rosario decidieron promover este martes un “apagón” contra las aplicaciones de delivery que también cosecha adhesión en Córdoba y otras ciudades argentinas.

Si bien pudieron seguir funcionando desde el inicio mismo del aislamiento social, preventivo y obligatorio, quienes trabajan en el rubro advierten que PedidosYa, Rappi, Glovo y otras compañías similares “se transformaron en monopolios” en la coyuntura actual. Así aludieron a la prohibición de poner mesas para recibir clientes como una de las medidas para evitar el contagio de COVID-19.

Tanto los referentes del Paseo Pellegrini como la propia Asociación Empresaria de Rosario (AER) expresaron su apoyo ante el reclamo por una rebaja en las comisiones del 33% que cobran las intermediarias que los conectan con los repartidores. En primera instancia la consigna es evitar los envíos entre las 20 y las 23 por esa vía. Algunos ya lanzaron promociones con descuento para alentar el uso de Whatsapp y sostener las ventas.

Hace unos pocos días, los empleados gastronómicos también dijeron lo suyo sobre la grave situación económica que atraviesan, aunque apostaron a una marcha en plena cuarentena. Por esa vía repudiaron las suspensiones y recortes salariales junto con otros sectores perjudicados que van desde docentes reemplazantes hasta telemarketers.




Comentarios