"El Gobierno no nos da soluciones y los sindicatos tampoco nos acompañan", advirtieron los manifestantes.


A partir de los recortes salariales, suspensiones y despidos, la Red de Trabajadores Precarios e Informales de Rosario marchó por el centro de la ciudad este jueves. Los manifestantes eligieron Avenida Pellegrini como el lugar “principal en el que no se cumplen los DNU” para proteger las fuentes laborales.

Empleados de call centers, supermercados, locales gastronómicos, repartidores de aplicaciones y docentes reemplazantes fueron algunos de los grupos que se reunieron a media mañana en el cruce con Mitre, frente a una de las sucursales de La Gallega. Allí recordaron a modo de ejemplo que el personal reclama mejores condiciones para evitar el contagio de coronavirus.

“Nos parece muy importante empezar a unir fuerzas para que nos den una repuesta porque el Gobierno no nos da soluciones y los sindicatos no nos están acompañando tampoco“, advirtió Tamara Cañizalez ante la consulta de LT8. Así recordó el pedido que desde hace más de un mes enarbolan habitualmente quienes cubren ausencias en las escuelas, ya que no pueden acceder al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y necesitan seguir contando con obra social.

Entre otros conflictos plantearon suspensiones imprevistas en Easycall, cuyos empleados se enteraron “tres días antes” de la medida y en el mismo momento les informaron que iban a tener un recorte del 25 por ciento de sus haberes.

La protesta concluyó cerca de las 10.30 en la esquina de Pellegrini y España luego de recorrer cinco cuadras sobre una de las manos de uno de los principales corredores gastronómicos de la ciudad. Luego el tránsito se normalizó.




Comentarios