La empresa compareció luego de ser demandada por incumplir uno de los decretos vinculados a la pandemia.


Una cadena de heladerías local decidió reincorporar a un encargado al que habían echado a principios de mes. La medida fue adoptada a partir de la presentación del primer amparo en Rosario por un despido en cuarentena, algo que está prohibido hasta junio por un decreto presidencial.

Los representantes legales de Gianduia comparecieron a partir de la intervención de la Justicia laboral en el marco de las restricciones vigentes en todos los fueros por la emergencia sanitaria. Así, el planteo que se hizo a través de correo electrónico tuvo la respuesta favorable que no había conseguido el empleado inicialmente, cuando pidió volver a su puesto de trabajo por vía administrativa.

Si bien los plazos procesales contemplaban la posibilidad de que la cuestión de fondo se resolviera a fines de mayo, fuentes consultadas este jueves por LT8 indicaron que la firma se comprometió a poner en funciones al demandante a partir del reclamo. De esta manera, las partes llegaron a un acuerdo para resolver un conflicto puntual en el marco del recorte de personal que hizo la patronal el 1° de abril.

En el marco de la crisis económica local derivada de las medidas para prevenir el contagio de COVID-19, el joven de 28 años decidió iniciar acciones legales para recuperar su trabajo en la sucursal de Rondeau al 1800. Además de ser despedido, tampoco le habían pagado el sueldo de marzo.




Comentarios