El exdelantero de San Lorenzo, Nápoli de Italia y el seleccionado argentino Ezequiel Lavezzi donó cinco millones de pesos en alimentos a personas en situación de vulnerabilidad social en Villa Gobernador Gálvez. De esta manera, el deportista busca colaborar con su ciudad natal para paliar los efectos de la crisis económica producto de la pandemia de coronavirus.

"El miércoles me llamó y me dijo que quiere darle una mano a la gente del barrio", contó Diego Lavezzi sobre la charla telefónica con su hermano, quien se encuentra aislado desde hace más de un mes en Saint Barth. Durante la conversación a las 3 de la mañana, el "Pocho" fue directo y le avisó: "Fijate porque quiero donar cinco millones".

En diálogo con Télam, el presidente del Club Coronel Aguirre recordó el momento en que se despidieron y admitió: "Ya no pude dormir". Al día siguiente se contactó con el supermercadista Lucio Di Santo, titular de la firma mayorista Micropack, y el intendente Alberto Ricci​. Así aclaró que no querían que la ayuda alimentaria fuera "utilizada políticamente".

La donación consiste en 7.500 bolsones que constan de aceite, fideos, arroz, galletitas, leche en polvo, azúcar, puré de tomates y yerba. La Municipalidad se encargará de repartirlos el fin de semana que viene entre los sectores vulnerables afectados por la propagación de COVID-19.

"Hacemos esto público porque no queremos que sea utilizado. En (el Club Coronel) Aguirre hicimos la obra más importante de Gálvez con el estadio, donde le damos trabajo como albañiles a un montón de pibes y a 20 de ellos les conseguimos trabajo en la Municipalidad", añadió el mayor de los Lavezzi.

A los 34 años, "Pocho" lleva meses desde que se retiró del fútbol profesional y se enteró por un grupo de Whatsapp que muchos de sus amigos y vecinos la están pasando mal económicamente por la cuarenten. Así decidió darles una mano como lo hace habitualmente con la Fundación Ansur, donde les dan "un plato de comida, una merienda y aprenden ajedrez", entre otras actividades.

"El problema de los pibes es que trabajan en changas, la mayoría de albañiles, y ahora se quedaron sin nada, por eso algunos trabajan en el club y otros en la Municipalidad, pero ahora muchos se quedaron sin esa moneda diaria", agregó Diego.

Lavezzi volvió a ser noticia por un gesto solidario, como la vez que llegó al barrio de Coronel Aguirre con el baúl del auto cargado de zapatillas, lo abrió y las repartió entre un grupo de pibes hasta que el último se quedó con las manos vacías. Entonces se sacó las suyas, se las regaló y volvió a su casa manejando descalzo.