El intendente Pablo Javkin ratificó la postura a nivel local en torno a las medidas por la epidemia de coronavirus.


Horas después de que el gobernador Omar Perotti se pronunciara a favor de la “cuarentena total” por la epidemia de coronavirus, el intendente Pablo Javkin se mostró dispuesto a seguir ese camino en Rosario. Este jueves ratificó que siguen en contacto estrecho con las autoridades provinciales para mantener la línea directiva del Ejecutivo nacional ante la emergencia sanitaria.

“En esto mandan los especialistas”, opinó el titular del Palacio de los Leones durante una conferencia de prensa en la que se actualizó el panorama local con 14 casos sospechosos pendientes de resolución. Más allá de apuntar a la decisión de los médicos como clave, recordó que al margen de la responsabilidad pública existe una “responsabilidad ciudadana” y volvió a pedir compromiso por parte de la población para cumplir con las medidas de prevención vigentes.

El dirigente del Frente Progresista reclamó que se respeten a rajatabla las restricciones actuales para evitar la propagación de COVID-19. Sobre este punto insistió: “No son vacaciones para pasear. No festejen cumpleaños, no organicen asados. No estamos en un período para disfrutar encuentros colectivos”.

Por otra parte, el secretario de Salud municipal Leonardo Caruana anticipó por su parte que la descentralización de los exámenes para detectar el coronavirus es “inminente”. Así ponderó que la puesta en marcha del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemar) como uno de los puntos de diagnóstico en el mapa nacional permitirá “acortar el tiempo de diagnóstico” y a su vez eso habilitará una mejor gestión de las internaciones y camas disponibles.




Comentarios