Se trata del joven cuyo cuerpo fue encontrado en un kiosco de drogas. Su crimen en 2016 fue uno de los que motivó las marchas Rosario Sangra.


Quedó firme la condena a prisión perpetua a Andrés Soza Bernard y a Omar Mortier por haber asesinado a Fabricio Zulatto, el joven de 21 años cuyo crimen fue uno de los detonantes de la serie de marchas Rosario Sangra.

Este jueves se llevó adelante en los Tribunales Provinciales de Rosario la audiencia de cámara en la que los jueves de Segunda Instancia Gustavo Salvador, Carina Lurati y Gabriela Sanso confirmaron la sentencia de sus pares de Primera Instancia, Martín Becerra, Ismael Manfrin y Juan Carlos Curto.

Marcha por el crimen de Zulatto

De este modo, se condenó a Soza Bernard y a Mortier a la pena de prisión perpetua por el delito de Homicidio calificado por haber sido cometido por precio o promesa remunerativa agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de coautores.

La fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Georgina Pairola, les había atribuido el hecho ocurrido el 9 de agosto del 2016 en Génova al 2100. Soza Bernard, quien le vendía droga a Zulatto, decidió asesinarlo por un comentario que este había realizado.

El auto de Zulatto que fue dejado abandonado por Soza Bernard

Para eso le pidió ayuda a Mortier. La víctima fue golpeada salvajemente y rematada a tiros. Su cuerpo apareció días después en una letrina de un kiosco de drogas. Un tercer implicado en el caso, que se encuentra prófugo, fue quien reveló lo ocurrido.

Soza Bernard ya había estado preso por asesinar a una joven en 2008, pero al poco tiempo recuperó la libertad y cometió otro crimen.




Comentarios