El ministro de Seguridad reconoció "un nivel de violencia enorme en la ciudad" y agregó que existe "una policía corta".


El crimen del taxista Gerónimo Escobar y la muerte de Ricardo Ledesma tras una pelea en Villa Gobernador Gálvez dejaron la friolera de 34 muertes en 44 días desde el inicio del 2020 en el dpeartamento Rosario, crifra que recuerda el récord de homicidios de 2013. En un contexto que ubica a su gestión en el foco de la mirada, el minsitro de Seguridad de la provincia, Marcelo Saín analñizó el fenómeno y reconoció “un nivel de violencia enorme en la ciudad”.

La sociedad rosarina se cree que vive en un cantón suizo y vive en Rosario. La ciudad hace muchos años que padece esto. No es un problema de gestión política, sino de estructuración social”, puntualizó Sain en contacto con el programa rascendental de LT8, el clara reacción al repudio que sobre todo se vio en las redes a su conducción en un área clave.

A la hora de reflexionar sobre su proceder, el ministro manifestó que “me toca gerenciar un sistema complejo con muchas limitaciones. Cada uno de los homicidios tienen una relación particular. La mayoria están en línea de investigación y se han conocido las razones”.

Precisamente en relación a la limitaciones Sain habló de “atraso” en el sistema de seguridad públcia de Santa Fe. “Tenemos una policia corta, mucha gente con carpeta médica y psiquiátrica, que creo en su mayoría son mentiras. Mucha gente en administración, custodiando objetivos y pocos en tareas operacionales”, indicó respecto de un panorama que ya había pintado en parte en otras intervenciones en la prensa.

Si bien prefirió no opinar sobre los hechos puntuales de las últimas horas, el funcionario de Perotti, adelantó sobre el armado de “una mesa en materia de intercambio de información e inteligencia de grandes organizaciones criminales. Lo ultimamos la semana pasada en Buenos Aire”, El espacio de coordinación estaría integrado por los diferentes niveles dle estado.

Sain volvió a arremeter contra la oposición a quien le adjudicó “un prolífico trabajo de redes”. “Hay sectores de la oposición que son miserables y se valen de cualquier cosa para sacar mano en esta materia”, sostuvo y agregó: “Yo nunca haría política con un cadáver”.

Respecto de los altos indices de violencia en Rosario y el área metropolitana el ministro hizo hincapié de las bandas narcocriminales. “Los negocios los manejan hoy pibitos y pibitas rústicas de las terceras líneas. Por eso tenemos altos niveles de violencia, porque no son buenos gerentes“, puntualizó.




Comentarios