El dueño de una distribuidora de la zona norte sufrió heridas en su cabeza luego de ser atacado por delincuentes que entraron a robar al comercio. Al retirarse, los ladrones se llevaron como botín 35 mil pesos en efectivo.

El episodio se registró en la mañana de este viernes en un local de calle Medrano al 2200 cuando irrumpieron los asaltantes y concretaron el ilícito en cuestion de segundos.

Uno de los agresores usó el mango de su arma para pegarle en la cabeza a la víctima que sufrió un fuerte corte y tuvo que ser hospitalizado.

Lo cierto es que la irrupción no pudo ser registrada ya que el comercio no posee cámaras de seguridad.

Recién una vez que los ladrones se fueron el hijo de la víctima pudo hacer el arqueo de la caja y allí comprobó que se habían alzado con 35 mil pesos.

En el caso intervino personal de la Comisaría 30°.