La familia de Aarón Alostiza compartió los ejercicios con los que el nene empieza a registrar colores y formas.


Su familia dice que le cuesta explicar el avance en palabras. De su lado, Aarón Alostiza aparece entusiasmado mientras camina o juega como parte de una experiencia nueva en su vida. El niño operado el año pasado en China ya puede ver por primera vez y se prepara para viajar nuevamente como parte del tratamiento.

El chico por el que se puso en marcha una importante campaña en Rosario fue noticia hace meses atrás desafiar a Marcelo Tinelli a jugar al básquet con los ojos vendados. El conductor emocionado lo invitó a su estudio semanas más tarde para contribuir con una misión solidaria que tuvo final feliz.

Los padre de Aarón explicaron que la terapia de rehabilitación visual le permite progresar, pero es un proceso lento. “Como él nunca vio, se le hace muy complicado explicar lo que ve en palabras. Sabemos que hay cambios, que ve bultos, sombras y formas que antes no veía“, comentaron a través de redes sociales.

En uno de los últimos videos que publicó la familia, el nene aparece caminando acompañado por su mamá, quien le recuerda que no debe usar las manos como parte del ejercicio. Diferente es la técnica cuando tiene la chance de jugar al clásico Simón Dice para recordar la secuencia de colores en una tablet.

Después del verano, Aarón regresará a China como parte de la terapia para tratar la retinopatía del prematuro que le diagnosticaron. Su familia tiene previsto llegar el 27 de abril para quedarse el 12 de mayo con la esperanza de que el progreso no se detenga.




Comentarios