Los efectivos trabajarán en puntos fijos y móviles para evitar desmanes. Personal de tránsito fiscalizará en las tradicionales zonas concurridas pero también en barrios.


Con el fin de que las celebraciones por el Año Nuevo trascurran con normalidad, la policía destinó más de 500 agentes a los operativos de control que se realizarán entre la noche del 31 de diciembre y la madrugada del 1° de enero.

El operativo comenzará a las 20 controlando corredores de taxis en las principales avenidas a través de 24 puntos policiales fijos y móviles, y se extenderá hasta las 6. Desde la 1 de la madrugada habrá 36 móviles con más de 144 efectivos, para totalizar 500 incluyendo los jefes.

Año Nuevo seguro: habrá 500 policías y más controles de alcoholemia

Se trata del mismo despliegue puesto en marcha para los festejos de Navidad, en el que no se registraron mayores inconvenientes, ni hubo quejas por parte de taxistas o vecinos por las frecuentes ocupaciones de espacios públicos convocadas por redes sociales.

En este sentido, las autoridades policiales puntualizaron que custodiarán especialmente la plaza Buratovich (Caferatta al 1300) y la zona de Río Mío (Parque de las Colectividades), donde acostumbran a agolparse gran cantidad de jóvenes alcoholizados. En esta tarea, la policía trabajará en forma conjunta con personal municipal con el fin de evitar desmanes.

Año Nuevo seguro: habrá 500 policías y más controles de alcoholemia

En cuanto a los controles de alcoholemia, comenzarán este martes por la tarde y se extenderán hasta la media mañana del miércoles. A los tradicionales puntos de control, ubicados en grandes avenidas, lugares con alta presencia de boliches o espacios públicos, sumarán otros en barrios y plazas como Buratovich, Azcuénaga y Piano, la Costanera central y el parque de las Colectividades, Mendoza y Camilo Aldao, Mendoza y Teniente Agneta, Lavalle y Rioja, y Mendoza y Solís.




Comentarios