Ocurrió en Zeballos al 3900. Los delincuentes estuvieron cuatro horas en la casa.


Dos hermanos fueron victimas de una violenta entradera en Echesortu. Los ladrones eran cinco y actuaron con armas y a cara descubierta.

Ocurrió este miércoles a las 12.30 en una casa de calle Zeballos al 3900. En su interior se encontraba un joven de 20 años que fue atado y amenazado.

“Me preguntaron quien iba a venir y en qué vehículo venía”, contó la víctima.

Luego llegó su hermano que al ver el desorden activó el botón de pánico. “La policía nunca llegó, le dieron un culatazo y lo encerraron conmigo”, agregó.

“Estuvieron desde las 12.30 hasta las 15 que llegó mi hermano y se quedaron hasta la 16”, detalló.

Los delincuentes le pedían dólares y le preguntaron por las casas de los vecinos. Al no hallar dinero, se terminaron llevando una play station, un televisor, artículos de electrónica y otros objetos de valor.

Los muchachos contaron que los habían golpeado y amenazado con “cortarle los dedos”.




Comentarios