La Justicia rosarina condenó a la firma CIBA por daños y perjuicios contra una mujer que contrató su servicio y que no recibió el pago del sepelio y la sepultura de su hijo, que fue asesinado en un intento de robo en 2014. El fallo fue apelado por la empresa.

Según el sitio Tiempo de Justicia, la demandante contrató los servicios de la compañía para ella y toda su familia. La cobertura incluía los servicios sociales, sepelio y sepultura.La damnificada abonó todos los meses en tiempo y forma a un cobrador de la empresa, que tiene sus oficinas centrales en calle Corrientes 1502.

En el 2014 su hijo de 17 años falleció de un balazo por la espalda en un intento de robo. En ese momento, CIBA no le cubrió el servicio de sepelio y sepultura alegando que el joven había participado de un hecho delictivo y también que no se había cumplimentado con el periodo de carencia, que según la firma era de 8 meses.

Ante esta situación, la madre tuvo que velar a su hijo en su casa y además pedirle dinero prestado a toda la gente del barrio y de la iglesia para poder velarlo y sepultarlo.

A cinco años y medio de la muerte de su hijo finalmente se dio a conocer la sentencia sobre la demanda por daños y perjucios presentada por la mujer.

El juez en lo civil y comercial Luciano Juarez consideró que la empresa había incurrido en incumplimiento contractual, menospreciando los derechos de la usuaria y de su familia por lo que condenó a CIBA a pagarle, entre capital e intereses cerca de 400.000 pesos por daños moral y punitivo y por los gastos de sepelio y sepultura. El fallo fue apelado por la empresa.

En su argumento, el magistrado sostuvo que "quienes presten servicios de cualquier naturaleza están obligados a respetar los términos, plazos, condiciones, modalidades, reservas y demás circunstancias conforme a las cuales hayan sido ofrecidos".