El anuncio de un operativo de tránsito especial por el Día de la Madre despertó este martes las quejas de comerciantes que trabajan en la zona cercana a calle San Luis, la cual permanecerá cerrada durante 4 horas este sábado para facilitar la circulación peatonal.

La Municipalidad de Rosario confirmó que asignarán una decena de inspectores de tránsito y los locales beneficiados por la medida pagarán unos 25 mil pesos por los servicios adicionales. Sin embargo, la Asociación Casco Histórico se pronunció en contra y planteó que el corte es una "irresponsabilidad total".

"Para beneficiar a 4 cuadras, el municipio perjudica a más de 2.000 comerciantes del microcentro", planteó Fabio Acosta como representante de dicha entidad a la hora de analizar el proyecto aprobado la semana pasada por el Concejo.

En un reportaje con LT8, el secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrín, anticipó que sólo resta definir dónde se implementará el desvío vehicular sobre San Luis. Más allá de la elección entre Balcarce y Dorrego, aspiran a que los conductores puedan retomar la calle por Corrientes. A las 10 líneas de colectivo que recorren dicha arteria diariamente se sumarán otras cuatro cuyos ómnibus doblan por España, las cuales también modificarán su trayecto habitual en vísperas del Día de la Madre.