El volante se convirtió en el jugador rojinegro de mayor edad en la historia en enfrentarse a Central.


Ni bien terminado el clásico rosarino en la cancha de Central, Maxi Rodríguez se mostró insatisfecho con el empate de visitante. “Da un poco de bronca, nos vamos con un sabor amargo“, afirmó el capitán de Newell’s antes de retirarse del campo de juego.

A la hora de analizar el rendimiento del equipo, la “Fiera” planteó: “Hicimos lo que hacemos de local. En el primer tiempo se vio buen juego y lo fuimos a buscar en todo momento”. Por otra parte, aseguró que “no hay que mirar los promedios” durante esta temporada y anticipó que el equipo debe ir “partido a partido”.

Sobre el punto obtenido en territorio rival, el ex Liverpool admitió: “No sé si sirve, veníamos a ganar el partido”. A su vez, tuvo una mirada optimista y destacó la mejoría con respecto a la última presentación fuera del Coloso ante Vélez.

El volante rojinegro protagonizó dos ocasiones claras de gol pero no tuvo la suerte de volver a marcarle a Central. Más allá de su performance individual como el jugador de mayor edad de Newell’s en disputar un clásico, concluyó: “El equipo está a la altura y estoy muy tranquilo porque estamos dejando todo”.




Comentarios