Leonardo Peiti le dijo a la policía que "Los Monos" ya le habían exigido 400 mil dólares en un episodio anterior.


Un empresario de 45 años investigado por su relación con una red de juego clandestino en el sur santafesino se convirtió este jueves en el blanco de un ataque a balazos y una amenaza mafiosa. Los agresores apuntaron contra un edificio de la zona oeste y la víctima señaló que había recibido mensajes extorsivos de parte de “Los Monos”.

“¡Leo!”, gritó uno de los dos hombres encapuchados que alrededor de la una de la mañana pintaron con aerosol una advertencia hacia esa persona. El pedido en Servando Bayo al 1000 era concreto: “Pagá”. Un vecino escuchó las detonaciones desde su balcón y llamó a la policía, la cual confirmo que habían disparado varias veces contra la fachada.

Los uniformados recolectaron material balístico en busca de esclarecer el ataque en zona oeste. (@joseljuarezjose)

Minutos más tarde, el personal de las fuerzas provinciales entrevistó en el lugar a Leonardo Andrés Peiti, quien hace dos años quedó bajo la mira de la Fiscalía del departamento Constitución como parte de una organización dedicada a los juegos de azar ilegales. En 2007 había sufrido además la clausura de salas de máquinas por decisión de la Lotería Chaqueña.

Las balas perforaron el frente del domicilio pero no pudieron identificar a los agresores. (@joseljuarezjose)

Fuentes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe informaron que frente al edificio encontraron cinco vainas servidas y proyectiles calibre 9 milímetros. Cuando los uniformados consultaron a la víctima sobre la situación, les dijo que miembros de la banda liderada por Ariel Máximo “Guille” Cantero lo habían amenazado y le habían pedido 400.000 dólares.






Comentarios