Los fiscales Luis Schiappa Pietra y Walter Jurado, están al frente de las actuaciones en torno a la muerte dudosa de una mujer en una comisaría de barrio Alberdi.

La víctima de 45 años y de nombre María de los Ángeles París, aparentemente falleció víctima de un paro cardíaco al protagonizar una crisis de nervios y agredir al comisario de la seccional 10° de Darragueira al 1100.

Según informó este jueves el Minsiterio Público de la Acusación (MPA) y tal cual la versión policial, la mujer denunció un aparente intento de robo, aunque en la seccional luego manifestó tener pánico a las motos.

De hecho en medio del relato, la mujer salió corriendo presa de un fuerte estado conmoción, hecho que obligó a que fuera lacanzada por los agentes y reingresada en la comisaría.

Cuando paciente era trasladada a la casa de un familiar, los efectivos declararon que sufrió un nuevo brote y decidieron regresar a la sede policial. Fue en ese momento en que experimentó el paro.

Desde fiscalía mencionaron además que hay relatos de testigos que corroboraron la versión policial.

Schiappa Pietra y Jurado ordenaron el traslado del cuerpo al Instituto Médico Legal (IML) para que se le practicara la correspondiente autopsia a los fines de determinar fehacientemente las causas del deceso.

En el lugar del la muerte, los médicos que llegaron en primer momento manifestaron que el cuerpo no tenía signos de violencia externa que no sean compatible con las escoriaciones relatadas cuando la retuvieron por el estado de alteración.

Pasado el mediodía, el MPA difundió que el el preinforme de autopsia arrojó que el cadáver mujer no presenta signos de violencia externa solo escoriaciones leves (raspones) algunas de vieja data. No se hallaron lesiones en zona de cuello y tampoco presenta lesiones internas.

Por lo tanto, la causa de fallecimiento en primera instancia sería paro cardiorespirarorio posiblemente generado por la ingesta de alguna sustancia. Se esperaba el examen toxicológico para determinar qué sustancia ingirió.