Al detectarse el primer contagio de Covid-19 en la localidad, el Municipio decidió no adherir a la flexibilización anunciada este viernes por la Provincia.


Luego de que se conociera el resultado positivo de coronavirus del comerciante de Santiago Temple, se reunió el COE local para determinar las acciones a seguir.

En ese sentido, pasada la medianoche del viernes, a través de un comunicado en la página de Facebook del Municipio, informaron que se suspenden las reuniones familiares, sociales y de culto, como así también una serie de actividades que habían sido flexibilizadas.

Únicamente se permitirán las actividades esenciales, como supermercados, kioscos, almacenes, restaurantes y rotiserías sólo bajo la modalidad delivery, farmacias, veterinarias, ferreterías y gomerías; en lo que sería un retroceso a fase 1.

La medida se extenderá durante cinco días, es decir, hasta el miércoles 9 de septiembre, inclusive.




Comentarios