Fundado el 1º de julio de 1904 reviste trascendencia a nivel internacional y se ha distinguido en varias ocasiones por el trabajo científico efectuado allí.


El Observatorio Meteorológico y Geofísico de Pilar celebró un nuevo aniversario este 1 de julio. Fundado en 1904 se ha distinguido por los trabajos científicos realizados en el lugar.

A dos meses de su creación, publicó la primera carta isogónica y se elaboró un pronóstico de las condiciones del clima para períodos de hasta 36 horas. Desde su creación centralizó toda la labor magnética del país.

En el lugar se realizan estudios e investigaciones que tienen como foco la observación de los fenómenos planetarios y el análisis de cada uno de los elementos que componen el cosmos.

Por sus observaciones continuas e investigaciones, recibió distinciones internacionales siendo orgullo argentino por ser único en el hemisferio sur y uno de los pocos en el mundo que mantiene registros continuos de tanta data.

En el Observatorio Geofísico y Meteorológico de Pilar se congregan distintas disciplinas investigadoras, como Sismología, Radiación, Ozono, Geomagnetismo, Electricidad Atmosférica, entre otras.

El Observatorio de Pilar pertenece al Servicio Meteorológico Nacional y fue creado bajo la dirección de Luis Schultz, cuando se completó la instalación de los instrumentos magnéticos.

El lugar sufrió los avatares de la naturaleza, debiendo reponerse de crecidas del río Xanaes y de un tornado del año 1951.

Actualemente la Estación Magnetica sigue registrando, habiéndose digitalizado utilizando el sistema Índigo desde 2010. En septiembre de 2012, el Observatorio fue aceptado como miembro de INTERMAGNET, la Red Magnética Internacional en Tiempo Real.

Se realizan tres observaciones diarias y se sigue capacitando al personal que invernará en la Estación Magnética. La estación meteorológica continúa adquiriendo y registrando datos las 24 horas y en los últimos años fue nombrada Estación Centenaria por la Organización Meteorológica Mundial.

Desde 1995 en el Observatorio se encuentra la Estación de Vigilancia Atmosférica Global con sensores de radiación para determinar UV, UVV y FUSA y Global, además de medir ozono troposférico.

También se cuenta con una Estación Meteorológica automática que colabora con los datos, en el Sistema Nacional de Radares Meteorológicos.

En 2017 se acondicionó la ex casilla de electricidad atmosférica para dar lugar a nuevos instrumentales que permiten estudios e investigaciones con distintos organismos mundiales.




Comentarios