A través de escondites flotantes se puede acercar a las aves sin ser vistos, haciendo tomas increíbles de la rica avifauna del lugar.


Miramar de Ansenuza suma atractivos cada temporada. Visitada durante todo el año por miles de turistas de todo el mundo, la localidad se convirtió en un sitio predilecto para los amantes de la naturaleza y las fotografías.

Por eso, desde Excursiones Michelutti se incorporó recientemente una nueva propuesta: el alquiler de hidrohide o excursiones que los incluyen.

Hidrohide en Miramar de Ansenuza

Un hidrohide es un escondite flotante que mediante una capota de camuflaje permite ir caminando dentro del agua sin ser identificados como algo peligroso por las aves. La finalidad de este producto es poder acercarse lo máximo posible a las aves para poder hacer fotografías realmente sorprendentes o para contemplarlas a una distancia ínfima.

Hidrohide en Miramar de Ansenuza

En épocas de verano, no se requiere ropa especial; aunque los especialistas recomiendan un traje de neopreno. Incluso desde Michelutti promueven el ingreso al agua de la Mar Chiquita descalzos, sumando así un beneficio extra, que tiene que ver con un masaje relajante y poder aprovechar las propiedades del fango del lugar.

Espátula Rosada tomada desde el hidrohide por Eduardo Ordóñez

Si bien el servicio es más requerido por los profesionales de la fotografía, en jornadas completas o de medio día, Michelutti además ofrece la posibilidad de una excursión náutica para fotografía, para dos personas que incluye el paseo en lancha más el hidrohide.



Comentarios