Propusieron un mes de festejos por el Día del Niño fuera de lo común: remontando barriletes. Y lo que parecía todo un desafío ante la tecnología, se convirtió en un momento de máxima diversión entre los más pequeños.


Durante el mes de agosto, la Mutual Rivadavia de Río Primero en conjunto con la panificadora Artesanos del Sabor, salieron por las distintas instituciones educativas de la localidad: guarderías, jardines de infantes y escuelas primarias, para celebrar con los más pequeños el día del Niño.

Barrileteada Río Primero

Para ello, prepararon cientos de litros de leche chocolatada, casi 2 mil facturas, música, globos y golosinas para todos. Pero además, pensaron en hacerlos jugar con algo que los niños ya casi no conocen, ocupados con aparatos tecnológicos y aplicaciones digitales. Llevaron barriletes, “cometas” como dijeron los niños, y les enseñaron a remontarlos.

Barrileteada Río Primero

Fue tan grande la emoción de los pequeños al ver elevarse al cielo los barriletes, tantas las risas y emoción, que los organizadores del evento reflexionaron acerca de lo que nos pasa como padres que muchas veces no encontramos el tiempo para jugar con nuestros hijos.

Barrileteada Río Primero

“Por ahí nos dejamos avasallar por las obligaciones, nuestro trabajo, llegamos cansados a casa y lo más fácil es darles el teléfono para que jueguen sin darnos cuenta que lo que ellos realmente necesitan es a nosotros, que compartamos tiempo con ellos, que los escuchemos”, sostuvo uno de los organizadores del evento.

Barrileteada Río Primero

La reflexión caló tan hondo en los adultos que hizo pensar en que quizás como padres estemos perdiendo la capacidad de jugar porque nos hemos olvidado de cómo hacerlo y por eso no sabemos cómo entretener a nuestros niños.

Barrileteada Río Primero

Y al final, con la tecnología, ¿quién habrá perdido más? ¿Los chicos o los grandes?

Barrileteada Río Primero

Barrileteada Río Primero

Barrileteada Río Primero

Barrileteada Río Primero




Comentarios