La diva visitó Miramar de Ansenuza en el marco de una actuación junto a Gladys Florimonte, pero se quedó más días de los previstos para recorrer cada rincón de la perlita cordobesa.


Este sábado, Moria Casán junto a Gladys Florimonte presentaron en el Salón de Usos Múltiples de Miramar de Ansenuza, su show “A Pura Carcajada”, obra auspiciada por la Municipalidad y el hotel Ansenuza.

Moria Casán dejó su firma en el libro del Museo del Gran Hotel Viena en Miramar de Ansenuza

Grandes eran las expectativas ante la llegada de la diva que arribó a la localidad el jueves a la medianoche. Moria solo estuvo acompañada por una asistente y una amiga, con quienes compartió la intimidad de su cumpleaños (el 16 de agosto) “en este lugar tan místico”, declaró sorprendida por las bellezas naturales del lugar.

Moria Casán en Miramar de Ansenuza

Moria se mostró muy interesada en la historia del lugar y recorrió cada rincón de Miramar. En su navegación por las aguas de la Mar Chiquita, tomó infinidad de fotos que de manera inmediata le compartió a la gerente del canal América en Buenos Aires: “Estoy sorprendida, este lugar es único. No puedo creer que tengan esta laguna. Estoy flasheada”, declaró la diva, quien asumió que nunca había escuchado hablar del lugar.

“Quiero que se lo divulgue en el canal, que el primer punto que se cubra sea acá”, enfatizó.

Moria Casán en Miramar de Ansenuza

También recorrió el Museo Gran Hotel Viena donde se le brindó una charla de 40 minutos en la que mostró profundo interés. Además señaló su sorpresa por los adelantos tecnológicos y el turismo de bienestar tan difundido en aquella época. “Quedó fascinada, hacía comentarios sobre la calidad de los materiales y la construcción; y al subir a la terraza y observar el paisaje desde ahí, no podía creer la inmensidad de la laguna”, compartió la guía del Hotel, Patricia Zapata.

Moria tenía otra función en La Falda el domingo, por lo que se fue a cumplir con su compromiso laboral. Lo que tomó por sorpresa a todos los miramarenses fue ver que regresó tras su actuación, permaneciendo en Miramar de Ansenuza hasta este miércoles 21 de agosto.

Moria Casán junto a la guía local, Patricia Zapata, en el Museo del Gran Hotel Viena de Miramar de Ansenuza

“Elegí volver y quedarme porque no conocía este lugar, y Gladys me habló tanto de Miramar… Pasar mi cumpleaños acá fue como bendito. Es el lugar más flasheante, más místico, más relajante y armonioso, con una mística especial. Los árboles petrificados son como personas con los brazos abiertos que te dan la bienvenida haciéndote sentir como en casa”, detalló la diva que aseguró que regresará.





Comentarios