En el patio de la Casa Natal de José Gabriel Brochero, los concejales presentaron la ordenanza por la que exigirán que los restos del Santo sean enterrados en el cementerio santarroseño.


Fue mientras realizaba una investigación sobre la cárcel San Martín de la ciudad de Córdoba, donde la investigadora aeronáutica, Carina Villafañe Batica, descubre una importante documentación referida al Santo Brochero, logrando obtener copia del testamento ológrafo original del Santo, y documentación complementaria que le da autenticidad al mismo, desprendiéndose como hecho relevante para Villa Santa Rosa la voluntad irrevocable de que sus restos descansen sepultados en la calle principal del cementerio santarroseño.

Brochero: presentación del testamento ológrafo

El testamento es un documento de máxima validez legal. El Derecho Civil de nuestro país establece que lo descripto en un testamento debe ser tomado de efectivo cumplimiento. Contemplado todo ello, es que el Concejo Deliberante de Villa Santa Rosa, aprobó por unanimidad la ordenanza 981/2019 donde declara en su artículo tres de Interés Histórico Municipal la copia certificada del testamento y toda la documentación relacionada al Santo, pasando a integrar el Patrimonio Histórico local.

Brochero: presentación del testamento ológrafo

También se menciona el importante trabajo llevado a cabo por la investigadora Villafañe Batica en conjunto con la Comisión Nacional de Monumentos sobre los Caminos del Cura Brochero presidida por Teresa Anchorena.

En la normativa municipal también se considera la creación de una partida presupuestaria específica para financiar el diseño y construcción en la calle principal del cementerio de un Mausoleo que alojará los restos del Santo.

Brochero: presentación del testamento ológrafo

La ordenanza fue aprobada el 6 de mayo pero se dio a conocer este lunes, en el Museo Casa Natal Cura Brochero, ante la presencia de familiares, autoridades municipales y medios de comunicación. Las repercusiones no tardaron en llegar, y desde Traslasierra se mostraron sorprendidos y  el intendente de Villa Cura Brochero declaró que “él aquí entregó su vida, esto va más allá de lo que expresó en su testamento”, desconociendo el valor legal del mismo.

En el mismo sentido, el monseñor Olivera, sostuvo que “él se quería quedar en Traslasierra, y lo afirmó en una carta a su hermana, quien consintió que allí sea sepultado”.  Sin embargo reconoció que “el testamento existió, y en el punto tres dice dónde y cómo debe ser enterrado”; pese a ello cuestionó con dureza la decisión de Villa Santa Rosa de querer cumplir esa voluntad explícita argumentando que “detrás de esta intención de los santarroseños hay otras ocsas, no la preocupación por cumplir la voluntad del Santo”, disparó.




Comentarios