El juzgado de instrucción 3, fue creado a partir de la necesidad de descomprimir el funcionamiento penal de la Justicia en el Distrito Judicial Norte, está a cargo del Dr. Pablo Candela quien cerró su primer turno de dos meses con casi mil causas penales.

Este juzgado se inició tomando el turno de los meses de febrero y marzo, con las particularidades de un mes de vacaciones y el otro medio mes con la población en cuarentena. "El caudal de causas fue importante, el número de causas es de 868 formalizadas", indicó el juez Pablo Candela, aunque agregó, "ya por mesa de entrada tenemos acumulados 100 preventivos policiales más para ingresar", los cuales se formalizarán en nuevos casos a partir de denuncias y diversas actuaciones policiales.

Hombre esposado

Con respecto a los hechos más destacados durante este bimestre se destacó el caso del robo a dos mujeres con un hacha por parte de un sujeto que fue detenido y procesado, destacando asimismo el juez que "los de mayor relevancia fueron una nueva modalidad que está llamando la atención como robos de boqueteros en casos particulares como el de Rayuela que quedó con un detenido, un intento similar a Los Castores con tres imputados, Luresmon con uno y uno en la joyería Cuore que no tuvo detenidos", este último el cual no había tenido trascendencia pública y que como los dos anteriores fue en grado de tentativa ya que el hecho no se consumó.

"También crecieron en las últimas semanas los conflictos puertas adentro en las viviendas a partir del 16 de marzo en la cuarentena, y entre vecinos, "no hubo casos graves pero si muchos de amenazas, algunos con exhibición de armas que allanamos, pero no se encontró mucho", detalló el magistrado.