Tras la suspensión de la paritaria como consecuencia de un brote de contagios de coronavirus en Río Gallegos.


El Gobierno de Santa Cruz, a través del Consejo Provincial de Educación (CPE), citó a los gremios docentes a una reunión virtual «para avanzar en acuerdo de partes vinculado a la cuestión salarial» tras la suspensión la semana pasada de la paritaria del sector como consecuencia de un brote de contagios de coronavirus en la ciudad de Río Gallegos, la capital provincial.

«Me dirijo a usted a los fines de convocar formalmente a la reunión virtual que se realizará el 22 de julio a las 11. El motivo de la misma es avanzar en el acuerdo de partes vinculado a la cuestión salarial», reza la nota que María Cecilia Velázquez, presidenta del CPE, dirigió el martes a las organizaciones sindicales de la Asociación Docentes de Santa Cruz (Adosac) y a la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET).

El acuerdo de partes para su posterior homologación lo sugirió el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTySS) de Santa Cruz, en respuesta a la exigencia de la Adosac de convocar a una «urgente reunión paritaria virtual», en virtud de «no contar con Firma Digital Oficial, o programas similares a Gestión Documental Electrónica (GDE) y Trámite a Distancia (TAD).

«Es por ello que desde la Dirección General de Convenios Colectivos de Trabajo le sugerimos que se considere poder llevar adelante la Modalidad Acuerdo de Partes para su posterior homologación», dice la nota del MTySS a la Adosac. Nota

«El miércoles el Gobierno nos hará una propuesta», confirmó a Télam Andrea Gallego, secretaria general de la AMET de Santa Cruz.

Pedro Cormack, secretario general de Adosac, explicó a esta agencia que ese gremio docente también «deberá apelar a la virtualidad» para poner a consideración de sus bases la propuesta oficial, como lo hace habitualmente a través de asambleas.

Para la ADOSAC, si el Consejo Federal de Educación, del CPE pudieron sesionar en forma virtual y posiblemente la próxima paritaria nacional docente se realice bajo esta modalidad.

«No existen argumentos para seguir dilatando una convocatoria tan necesaria, cuya no realización sumerge cada día más a los docentes en la pobreza», apuntó Cormack.

Adosac también exigió «el pago adeudado del 7 por ciento correspondiente a los meses de mayo, junio y el proporcional del aguinaldo, tanto para activos como para jubilados y pensionados» del sector.




Comentarios