Esto mejorará la situación de 8.000 familias de seis localidades santacruceñas que consumen gas licuado.


La frase, que causó escozor en la población patagónica, cuando Mauricio Macri, ex presidente de la Nación, habló sobre las veredas calefaccionadas en Santa Cruz escondía parte de su política de saqueo económico para la región, vía tarifazos y la persistente quita de subsidios a un servicio tan esencial como el gas, especialmente el Gas Licuado de Petróleo.

Para recomponer esta situación, el Gobierno Nacional presentará en los próximos días un nuevo programa de subsidios para el GLP, con un incremento del 60 por ciento del nivel de transferencias actual, que en Santa Cruz beneficiará a 8.000 familias de seis localidades.

En la actualidad, quienes deben utilizar Gas Licuado de Petróleo pagan tres veces más que aquellos que poseen red de gas natural. Si una familia debe invertir 5.000 pesos para sostener el servicio de red, quienes utilizan GLP deben erogar cerca de 15.000 pesos. En la provincia, las localidades afectadas son Lago Posadas, El Chaltén, Perito Moreno, Tres Lagos, Gobernador Gregores y Los Antiguos.

Apenas asumió el nuevo Gobierno Nacional, la gobernadora Alicia Kirchner mantuvo una reunión con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, a quien le solicitó al igual que lo hecho con el barril criollo previo al impacto del coronavirus- la restitución de los subsidios al gas licuado a los valores anteriores a la llegada de Mauricio Macri.

alicia kirchner

Los subsidios

En 2016, el subsidio al gas natural para la Patagonia Sur era del 84 por ciento; hay un dato que no puede obviarse del análisis: la utilización de este recurso es permanente, ya que suele haber bajas temperaturas durante todo el año. En el caso del GLP, que es el gas utilizado por quienes no cuentan con la red, las transferencias desde Nación cubrían el 92 por ciento del costo. Visto desde esta óptica, los subsidios revestían el carácter de “progresivos”, es decir que eran usufructuados por quienes más lo necesitaban.

Por citar sólo un ejemplo, Camuzzi Gas del Sur incrementó su rentabilidad en un 126 por ciento en 2018, al pasar de una ganancia neta de 1.368 millones de pesos a 3.089 millones. Mientras esto sucedía rebaja de subsidios y tarifazos-, los legisladores patagónicos que acompañaban a Macri callaron la situación; tal es el caso de Roxana Reyes, actual legisladora nacional, que le solicitó al Gobierno actual subsidios al GLP, pero calló durante el período 2016-2019.

En un contexto de recesión, en parte por la herencia recibida, lo abultado de la deuda externa en proceso de renegociación y los efectos del aislamiento social, preventivo y obligatorio, Nación tomó la decisión de inyectar la mayor cantidad de recursos posibles para amortiguar la crisis.La mejora de las transferencias para abaratar el costo del GLP para las familias que deben consumir garrafas próximo a anunciarse- se inscribe dentro de las políticas de alivio económico en este escenario de pandemia, que ya alcanzan al 3 por ciento del PBI.

Fuente / La Opinion Austral




Comentarios