Un policía de Río Cuarto fue herido de bala por un compañero, durante una práctica de tiro, en un episodio por el que milagrosamente se evitó una tragedia, dada la gravedad del incidente.

//Mirá también: Bee Sellares insiste con que los policías de Córdoba lleven pistolas Taser

El agente de 35 años de edad recibió un disparo en el abdomen y fue derivado a un centro médico privado de la ciudad de Río Cuarto donde se pudo constatar que sus heridas no ponen en peligro su vida, dijeron voceros policiales a Puntal.

El hecho tuvo lugar este jueves en un predio del Centro de Formación de la fuerza de seguridad, que depende de la Escuela de Suboficiales de la provincia y la causa recayó en la Fiscalía de Primer Turno, a cargo de Pablo Jávega.

Además todo lo sucedido motivó también la apertura de una investigación a cargo del Tribunal de Conducta Policial, para tratar de establecer cómo fue que un profesional en el manejo de las armas terminó lastimando a un compañero.