Las estafas telefónicas continúan siendo una problemática difícil de erradicar en Córdoba. Pese a las alertas realizadas por la Policía provincial y por las entidades bancarias, los delincuentes se las ingenian para que engañar a nuevas víctimas. En este caso, el nuevo ardid ya tiene varios damnificados en Río Cuarto, Canals y otras localidades del sur provincial.

//Mirá también: Córdoba: fue estafado telefónicamente y perdió todos sus ahorros

En este caso, la estafa comienza con un operador que llama a las víctimas y les asegura que deben devolver un cobro mal realizado. De esta manera, logran acceder a las cuentas bancarias y claves, le sacan un préstamo y una vez acreditado el monto, se apoderan del dinero. Los delincuentes se hacen pasar como miembros de la empresa Mercado Pago para consumar el engaño.

En Canals

Una de las denuncias concretadas durante la semana pasada fue en la comisaría de Canals, donde la víctima relató que recibió un llamado de un número desconocido con característica de Buenos Aires. Al atender, le manifiestan que pertenecen a Mercado Pago y le dicen que habrían detectado cobros que se habían realizado de manera errónea, por lo cual tienen que realizar un reintegro.

Los embaucadores logran obtener los datos de la cuenta bancaria y también de la clave personal para ingresar al homebanking.

//Mirá también: Vacunación en Córdoba: advierten por engaños telefónicos

Policías de otras provincias realizaron varios operativos por estafas telefónicas cometidas desde la cárcel de Río Cuarto. En todos los casos, la modalidad de los estafadores es similar, por lo que se cree que se trata de una banda que opera bajo esta forma.

En el caso de la vecina de Canals, a los pocos minutos de haber entregado los datos de la cuenta bancaria para operar por internet, recibió un correo electrónico del banco que se le había otorgado un crédito por 225 mil pesos y que había sido acreditado en su caja de ahorros.

Sorprendida por esta situación, ya que no había solicitado ningún préstamo es que cae en la cuenta de que había sido víctima de una estafa. Inmediatamente verifica el estado de su caja de ahorros: el crédito había sido otorgado, pero el dinero ya había sido transferido a otras cuentas en diferentes bancos.

La alerta de las entidades oficiales

Desde la Policía de Córdoba se alertó a los vecinos de no brindar la clave bancaria, ya que es una cuestión privada. Tampoco deben llegarse hasta un cajero para realizar una operación sugerida desde una comunicación telefónica.

Las entidades bancarias llevan adelante diversas campañas para alertar a sus clientes para que no caigan en los engaños, que desde el banco no solicitan ningún tipo de clave.