Todo ha concluido en el extenso y errático juicio contra Marcelo Macarrón pero aún hay que esperar dos semanas más, para conocer el fallo de la Justicia, a más de 15 años del asesinato de Nora Dalmasso, hecho que parece irremediablemente oscuro y sin la verdad.

Como en un eterno rulo temporal, la hora de la sentencia no llegará esta semana ni la próxima, pese a que ya no hay más testigos ni queda prueba documental por leer, por lo que el proceso no necesita más audiencias y sólo quedan los alegatos, que serán pronunciados recién el 5 de julio, dijeron fuentes del caso.

En tal sentido, la Cámara fijo un cuarto intermedio hasta el martes 5 de julio, fecha en que se retomará la actividad, justo en la última semana antes de la feria judicial de invierno, en lo que algunos analistas interpretan como una estrategia para morigerar el impacto que tendrá en el ámbito judicial la sentencia del Tribunal.