La Justicia ordenó el traslado y alojamiento de las víctimas, para preservarlos de su atacante.


En plena cuarentena, la Justicia de Huinca Renancó ordenó la apertura de un hospedaje para alojar allí a una mujer y hijo, víctimas de violencia familiar.

En la región, se ha registrado un aumento significativo en los casos de violencia, durante esta cuarentena obligatoria que rige por decreto presidencial desde el 20 de marzo.

El hecho tuvo origen en la localidad de Pincén, donde una mujer denunció haber sido agredida ella y su niño, un menor, por su pareja.

En conocimiento de esta situación, el juez de Huinca, Claudio Mazuqui, ordenó el traslado de las víctimas y su alojamiento en un hospedaje de la localidad de Mattaldi, según publica el diario Puntal.

En la orden de abrir la hostería, el juez expresó que era “exclusivamente la apertura de este local a los fines de poder dar alojamiento a las víctimas de este hecho”.

Además, el magistrado explicó que las víctimas no tienen familiares en la provincia y como no están permitidos los viajes, tuvo que tomar la decisión de poner a salvo y a resguardo a la mujer y su hijo en uno de los hospedajes que están cerrados por la cuarentena.

En todo momento, reiteró el juez, se tomaron todas las medidas preventivas en el marco de la pandemia global.




Comentarios