Alcides emprendió su recorrido el jueves en Morteros para llegar a Río Cuarto y ver a Gastón Benavídez, que jugará su primer partido para Estudiantes.


Gastón Benavídez cumplirá esta noche su sueño de debutar en un torneo nacional importante y defendiendo los colores de un recién ascendido que quiere quedarse en lo más alto del fútbol argentino por mucho tiempo.

Juega de 4, es de Morteros, y este viernes cumplirá ese rol para Estudiantes de Río Cuarto en el debut del León en la Primera Nacional.

Pero esta historia no sólo se trata de él, sino también de un tipo “de fierro” que lo sigue a todos lados desde que era muy pequeño, compartiendo sus sueños: su papa Alcides Benavídez.

Este buen hombre recorrió 374 kilómetros, que es la distancia que une a ambas ciudades, viajando por la Ruta Nacional 158.

Alcides Benavídez viajó en moto Zanella desde Morteros a Río Cuarto para ver a su hijo Gastón.

Gastón Benavídez es el “4” de Estudiantes de Río Cuarto y, con 23 años, uno de los jugadores con mayor proyección del León.

Benavídez formó parte del equipo que logró dos ascensos para subir a la Primera Nacional.

Alcides Benavídez viajó en moto Zanella desde Morteros a Río Cuarto para ver a su hijo Gastón.

Y será titular ante Temperley, en un plantel que mantiene la base y sigue siendo conducido por Marcelo Vázquez, señala Mundo D.

“Nosotros somos acá de Morteros. Mis cuatro hijos nacieron en esta localidad. Gastón llegaba del colegio y era todo el día la pelota contra la pared”, elogia Alcides a su hijo, 





Comentarios