Ramiro Gandola, piloto chaqueño de motociclismo, anunció que pronto cambiará de escudería y pasará a representar a la marca Honda, terminando su vínculo con BMW. Ssegura que es “fruto del esfuerzo” y señala que en 20 días se daría el anuncio oficial que significa además el regreso de la firma japonesa a la clase mayor del Superbike Argentino. La moto que usará será una Honda CBR 1000 RR 2021.

En declaraciones radiales aseguró que “seremos pilotos oficiales de Honda” y que ya hizo las pruebas en las pistas de Concordia. “Es un proyecto que nos abre las puertas a nivel internacional, y nos abre las puertas también para correr el Mundial en San Juan. Nos posiciona a los chaqueños de tener más pilotos afuera. Esperamos hacer el lanzamiento oficial en 20 días”, señaló.

“Es una moto cero kilómetros, tenemos un presupuesto un poco más amplio. El equipo es bueno, y apuntamos a ganar. Competimos contra Yamaha, Kawasaki, y ahora nosotros con Honda”, indicó.

Según señala el sitio especializado Carburando, “la idea la escuadra con sede en Córdoba y la terminal japonesa es volver durante este año a la divisional mayor del Superbike Argentino. Vale recordar que durante la temporada 2019, la formación presentó a Diego Pierluigi y Gastón Martínez en el grupo de los 1000cc”. En términos económicos, el piloto aseguró que invierte alrededor de 650.000 mil pesos por carrera y entrenamiento: “Se viaja mucho, se hacen dos entrenamientos por carrera, alojamiento, el equipo”.

Representando la provincia

Por otra parte, el piloto también valoró el lugar que ocupa hoy en el campeonato, y es que el chaqueño está en primer lugar: “El Chaco está en lo más alto del campeonato argentino, en la categoría elite del motociclismo argentino”.

“Seguimos trabajando para hacer esfuerzo y seguir estando a la altura. Nos levantamos temprano todos los días buscando sponsors, entrenando”, comentó el piloto, que asegura además de conducir moto hace natación, ciclismo y ejercicio aeróbicos. “Las carreras son de 25 minutos y hay que estar preparados, y darlo todo”, resumió.

“Todavía no caigo, es el sueño del pibe, tener el apoyo de fábrica de Honda. Es fruto del esfuerzo de muchos años, un homenaje a mis viejos que ya fallecieron. Siempre fui un piloto muy aguerrido que dí todo dentro de la pista. Lo importante de tener el apoyo de la fábrica es que ellos hacen la preparación de la moto, y tienen la estructura en Córdoba, con el apoyo de la fábrica en Buenos Aires. Nunca fue fácil para nosotros, porque estamos a mil kilómetros de Buenos Aires. Es un trabajo duro, pero hoy somos punteros, se están dando los frutos”, concluyó.