A través del decreto N° 664/21 firmado hoy por Jorge Capitanich. gobernador del Chaco, se implementarán nuevas medidas de restricción de circulación y controles estrictos en áreas de frontera en el departamento Bermejo, principalmente en Las Palmas y La Leonesa a partir de mañana.

La medida se tomó debido al aumento en el número de contagios de COVID-19 en las últimas dos semanas, el objetivo es identificar los posibles focos e intervenir rápidamente para evitar la propagación del virus.

Las nuevas disposiciones estarán vigentes sólo para las dos localidades del departamento Bermejo hasta el 11 de abril, por 14 días de corrido. Se implementarán cuatro medidas: restricción horaria, restricción fronteriza, corredores seguros y bloqueos focales. La decisión tiene como objetivo permitir la intervención territorial de las autoridades sanitarias y de seguridad que permitan identificar los posibles focos de contagio e intervenir rápidamente para evitar la propagación del virus.

Habrá restricciones para la circulación de bienes y personas: no se podrá circular entre las 22 y las 6 horas. Además el Ministerio de Seguridad y Justicia y al de Salud, de manera coordinada con las fuerzas de Seguridad maximizará y fortalecerá los controles de ingreso y egreso de las localidades. También controlará a las personas que deban cumplir con aislamiento preventivo y obligatorio, y de aquellas que efectúen transporte y/o traslado de bienes y cargas interjurisdiccionales, especialmente con Corrientes y la República del Paraguay.

El mandatario explicó que esto “implica adoptar decisiones que preserven la salud y al mismo tiempo la actividad económica, a los efectos de evitar que se agudice la crisis social. Cuidarnos hoy implica solidaridad entre todos y todas”, expresó.

El gobernador agradeció además el esfuerzo y el compromiso de los intendentes Víctor Armella, de Las Palmas; y de La Leonesa, José Carbajal, para adoptar decisiones en forma coordinada que permitan cuidar la salud de vecinos y vecinas.

Las autoridades provinciales en conjunto con las municipales -cada una en el ámbito de sus competencias- dispondrán los procedimientos de fiscalización necesarios para garantizar el cumplimiento de las medidas. También, controlará que se cumplan los protocolos aprobados por actividad y de toda la legislación vigente, en el marco de la emergencia sanitaria y sus normas complementarias.