Ante la creciente ola de contagios por coronavirus en Paraguay, el gobernador Jorge Capitanich se reunió con intendentes de la zona costera al Río Paraguay para coordinar eventuales medidas sanitarias y trabajar en medidas de seguridad que tendrán la colaboración de fuerzas de seguridad nacional como Gendarmería y Prefectura.

Chaco tiene 87 kilómetros de línea de costa con el vecino país que abarca los municipios de Las Palmas, Puerto Bermejo, Puerto Eva Perón, General Vedia, La Leonesa y la Isla del Cerrito, en distintos puntos del río.

Participaron del encuentro representantes de fuerzas de seguridad nacionales y provinciales, que serán los encargados de restringir la circulación de personas en la frontera con Paraguay. El encuentro sirvió además para proyectar el amplio despliegue territorial que el Gobierno llevará adelante con tecnología de punta para monitorear la zona costera chaqueña, así como para garantizar la cobertura de testeos rápidos diarios.

Por otra parte se estima que alrededor de 150 pescadores comercializan sus productos en el Paraguay, por lo que el mandatario pidió “especial atención para cuidarlos y frenar la avanzada del virus”.

También estuvieron el subsecretario de Seguridad Vial, Juan Basail; la administradora del Puerto Las Palmas, Contanza Prause; el comandante del Escuadrón 14 de Gendarmería, Roque Sanabria; el subjefe de la Policía del Chaco, David Vega; y la diputada provincial Celia Insaurralde.