La secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente de la provincia del Chaco, Marta Soneira festejó la sanción de la Ley Yolanda, aprobada el pasado miércoles 18 de noviembre por la Legislatura nacional que establece capacitaciones obligatorias en materia ambiental y desarollo sostenible para funcionarios y servidores públicos. Aprovechó para repasar lo hecho y lo pendiente a nivel provincial.

La Ley Yolanda lleva su nombre en homenaje a Yolanda Ortiz, considerada pionera en la materia por ser la primera mujer en américa latina en ocupar un cargo como el de secretaria de Recursos Naturales y Ambiente Humano (puesto que asumió en nuestro país en el año 1973), quien falleció el año pasado.

Las personas que tengan la responsabilidad de pensar políticas públicas se formarán en gestión de residuos sólidos urbanos; cambio climático; recursos naturales y biodiversidad; eficiencia energética; derecho ambiental; economía circular; e impacto ambiental de las políticas públicas, entre otros temas.

Soneira ponderó la iniciativa “ya que para poder llevar adelante los cambios que se necesitan en materia ambiental hay que estar formados e informados sobre nuevas tendencias sostenibles y sobre los métodos de desarrollo amigables con el ambiente” destacando que se encuentran trabajando fuertemente en las temáticas de la Ley Yolanda y destacando el trabajo en conjunto con la Legislatura chaqueña para que se den los avances en las leyes de residuos patogénicos y la de gestión de los envases fitosanitarios.

Aprobadas y en cartera

La provincia del Chaco se ha adherido a la Ley Nacional 27.279, para la gestión integral de los envases vacíos de productos fitosanitarios y promulgó la Ley de Residuos Patogénicos que determina a la Secretaría cómo órgano de aplicación para una correcta gestión de los residuos.

Esperan en cartera aún la promulgación de la Ley de Áreas Protegidas que busca aumentar la superficie de áreas protegidas - las cuales representan actualmente el 5% del territorio provincial - con diferentes estrategias como la apertura de reservas privadas, un sistema de incentivos, abaratando impuestos o mediante recursos provenientes de la propia ley.