Dirigentes de empresas chaqueñas de transporte urbano e interurbano de pasajeros manifestaron recientemente su preocupación por problemas para pagar los sueldos de sus empleados en tiempo y forma, a la vez que exigieron que cambie la disposición de los subsidios entre AMBA y el interior del país.

“Mientras el AMBA cuenta con 18.000 unidades y 47.000 trabajadores recibe 16.000.000.000 en subsidios nacionales mensuales mientras que el interior con 13.000 unidades y 30.000 trabajadores percibe 1.500.000.000 por mes”, denunciaron los empresarios.

A esto, agregaron que “el interior del país percibirá en el año 2021 20.000.000.000 en aportes nacionales mientras que el AMBA 175.000.000.000 por el mismo período. Es decir, en el área metropolitana recibirá un 90 por ciento de los fondos contra solo un 10% del interior”.

Entretanto, esto ocurre en el marco de la participación de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en paritarias nacionales, con lo cual podría acordarse un nuevo aumento, el cual las empresas chaqueñas consideran difícil de pagar.

En este contexto, ocurrió el día de ayer una reunión entre empresarios y el ente gremial que resultó en desacuerdo entre las partes, por lo cual UTA anunció que el viernes podría empezar un paro.

Si bien hubo medidas de fuerza la semana pasada, estas no surtieron efecto considerable en la provincia de Chaco dadas las prohibitivas medidas de cuarentena del Estado contra la pandemia. Ahora que el transporte fue liberado en un 50% de su capacidad, esto podría cambiar.

A todo esto, se añade el hecho de que en Resistencia ha habido discusiones para aumentar el precio del boleto de colectivo en los últimos meses. Sin embargo, este incremento no ha logrado ser aprobado por el Concejo de la capital provincial, principalmente ante el rechazo de la oposición a la medida, quienes argumentaron que no se siguieron los procedimientos adecuados.