Con el objetivo de fortalecer institucionalmente la reserva Monte Constanza de la localidad de Colonia Benitez, la secretara de Desarrollo Territorial y Ambiente, Marta Soneira, se dirigió al lugar acompañada de su intendente, Sergio Phipps.

Soneira explicó que “desde la secretaría queremos acompañar y fortalecer este proyecto en diferentes aspectos. Primeramente en lo relacionado al turismo de naturaleza, porque nos parece que de esta forma, conociendo estos lugares, los niños y adultos pueden empezar a tener conciencia de lo importante que es cuidar nuestro ambiente”.

El gobierno provincial y el municipio de Colonia Benítez buscan impulsar el establecimiento.Prensa secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente

El intendente Phipps ratificó que se está trabajando “fuertemente en la conservación del ambiente”. “Por eso apoyamos este emprendimiento privado que tiene un paisaje magnífico y especies que se encuentran en vía de extinción. Junto al gobierno nos comprometimos a trabajar en lo necesario para que esta iniciativa se fortalezca como parte de la capital botánica del Chaco”, expresó.

Durante la visita a Monte Constanza, personal de la Brigada Operativa Ambiental (BOA), liberó una rana arborícola, un cuis y una comadreja, que habían sido rescatados en zonas periurbanas.

Monte Constanza

Es un proyecto que empezó hace aproximadamente dos años de la mano de Fernando Semenza. Tiene una superficie de 100 hectáreas destinadas a la conservación, al desarrollo científico y al rescate de saberes culturales. Forma parte de los sitios Ramsar para la conservación de humedales a nivel mundial, y también del acuífero Guaraní, uno de los más importantes del mundo.

Trabaja un equipo técnico compuesto por diez mujeres especializadas en diferentes áreas como la ornitología, la mastozoología (parte de la zoología que estudia a los mamíferos), la ecología y la botánica, que acompañan a Semenza en este desafío.

También hay antrópodos, anfibios, reptiles, y hasta el momento se han detectado aproximadamente 160 especies de aves estacionales y migratorias que ocupan a la reserva como sitio de nidificación y alimentación. “Esto también permite que seamos parte de las diez Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (AICAS) que hay en la provincia”, agregó.

En cuanto a la flora del lugar, predominan los quebrachales, los palmares, los montes duros y las selvas en galería que acompañan al curso del riacho Iné.