El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, junto al Consejo Agroindustrial de la provincia se reunieron con Luis María Kreckler, embajador argentino en China. Trabajaron sobre la oferta exportable del Chaco a partir de la integración de las 20 cadenas de valor para lograr una mayor diversificación.

Esto se ve enmarcado dentro del Plan de Producción, Empleo y Exportaciones de la provincia, que plantea como uno de los ejes prioritarios alcanzar un total de U$S 1.500 millones de exportaciones anuales.

“China en los últimos años tuvo un ascenso de 500 millones de personas de la clase baja a la media, lo que implica una mejora en los hábitos alimenticios y genera oportunidades para explotar el potencial productivo del Chaco” explicó Capitanich, agregando que acordaron una agenda de trabajo que será actualizada cada 30 días y que comenzó este jueves.

También formaron parte del encuentro representantes del Consejo Económico y Social del Chaco (CONES), de la Cámara de Comercio Exterior del Chaco, de la Unión Industrial del Chaco, de la Cámara de Exportadores de Carbón, de la Asociación de Productores Algodoneros, de la Asociación de Desmotadores Argentinos, de Frigoporc, de las empresas tanineras, de asociaciones apícolas, de la Bolsa de Comercio y de la Cámara de Frigoríficos del Chaco.