Tras largas negociaciones, se logró un consenso entre el gobierno de Chaco y los pescadores de la provincia para flexibilizar la veda pesquera total impuesta por la Resolución 1078/20. Es así que los pescadores podrán pescar 3 días a la semana, sea por motivos comerciales o deportivos.

La veda total originalmente fue decretada con el objeto de proteger el ecosistema del Río Paraná, pues actualmente la bajante histórica de la vía fluvial supone un riesgo para la biomasa de ésta. Sin embargo, el cese de la actividad produjo dificultades económicas para los pescadores, por lo cual se alcanzó este nuevo acuerdo.

Con la nueva medida, se establecieron 3 días para la pesca comercial (lunes, miércoles y viernes), y un cuarto día para el regreso a los puntos de desembarque. Además, solo se podrá realizar la actividad en canchas habilitadas. En cuanto a la pesca deportiva, también fueron habilitados 3 días (viernes, sábado y domingo), pero es obligatoria la devolución de todas las especies al río.

Al respecto, el director de Fauna y Áreas Protegidas, Edgardo Wiltchensky, señaló que “debido a la bajante y a los estudios técnicos llevados a cabo por el Instituto Nacional del Agua, APA, INICNE y el equipo técnico de la Dirección de Fauna, se estableció que la resolución debería flexibilizarse”.

“En este nuevo esquema y a solicitud de los integrantes de la Comisión, llevado a cabo conforme a estudios técnicos y científicos, se establece un mecanismo de pesca por debajo del metro, pero siempre cuidando el recurso natural que representa el rio Paraná y nuestra fauna íctica”, mantuvo Wiltchensky.

El funcionario explicó que “lo que ocurre es que luego de transcurridos dos años en esta situación -de bajante- esto dejó de ser una excepción y pasó a ser una normalidad. Tenemos el río en una altura que es histórica, porque ha tenido picos de descenso de menos de un metro antes, pero el problema es que se extendió excesivamente en el tiempo”.

“Hasta ahora no tenemos registros de esta altura del río, extendida en la cantidad de días que lleva. Desde septiembre del 2019 estamos por debajo de las medidas normales”, añadió el director de Fauna y Áreas Protegidas.

Controles en el Paraná

Entretanto, la Brigada Operativa Ambiental, en colaboración con Prefectura Naval y la Policía del Chaco, ha sido la encargada de hacer cumplir la veda en el Río Paraná, entre otras tantas leyes ambientales. El coordinador general de la Brigada, Marcelo Churín, expresó: “nosotros tenemos el trabajo real y efectivo del control y fiscalización de la pesquería de la Provincia. Esto se hace con normas de procedimientos que se respetan a rajatabla”.

La Brigada, a su vez, se encarga de concientizar e informar a los pescadores de la legislación vigente, en trabajo conjunto con los intendentes ribereños. “Nuestro mensaje a los pescadores es que deben tener la responsabilidad en el uso del recurso, porque es un recurso natural que si no lo cuidamos entre todos se termina. No solamente estamos pensando en el presente, sino para el resto de las generaciones futuras”, finalizó Churín.