Ante la situación de pandemia por coronavirus, las agencias de viaje se vieron afectadas de forma severa. Además de las restricciones que de por sí aplican a todas las empresas, aquellos impedimentos referidos al movimiento de personas entre provincias perjudican especialmente a estos emprendimientos.

Es así que, luego de que se suspendieran los viajes de egresados el año pasado, crecieron las preocupaciones. En medio de este contexto, varios padres de adolescentes que terminaban el secundario expresaron temores de que el dinero que habían gastado.

La empresa chaqueña Actitud Positiva es una de las tantas afectadas por la crisis causada por el COVID-19. Pero según su titular, Jorge Santa Cruz, eso no los detuvo en ningún momento. “Podríamos haber cerrado las oficinas y dejar que Nación se encargue, pero decidimos organizar los viajes y seguir los protocolos necesarios”, dijo

El emprendedor aseguró que se sigue un gran número de metodologías para evitar contagios, entre estos la reducción de capacidad de colectivos y el uso de pisos de hotel para la circulación de aire, además de medidas de sanidad adecuadas en cuanto a uso de alcohol y distanciamiento.

“Los padres tenían miedo, pero por medio del contrato podían pedir una devolución parcial del dinero. Fue así que la empresa recompuso más de tres millones de pesos”, afirmó Santa Cruz.

Viaje a Carlos Paz

Daniela, una madre cuyo hijo viajará en septiembre con la agencia de sede en Resistencia, relató su trato con Actitud Positiva. “En el paquete original estaban incluidos una noche de boliche, ir al parque de diversiones Peko’s, y un campamento con actividades al aire libre, pero nos lo cambiaron bastante”, detalló.

“En el curso de mi hijo la mayoría continuó con el pago de viaje o bien quedaron en esperar a que se levante todo para ver que sucedía. Y a pesar de los cambios de tour, igual decidieron continuar”, añadió la madre del chico.

Entretanto, Daniela también habló de su intranquilidad producto de la pandemia. “Si viajábamos ahora en marzo y los chicos se contagiaban de Coronavirus, el seguro no cubría esa parte. Es decir, el chico tendría que volver a su domicilio y hacer cuarentena, pero al no cubrir el seguro por el cual firmamos al principio, los padres debían ir a retirar a su hijo hasta Córdoba”, explicó.

Cuando se le preguntó por estas cuestiones, Santa Cruz negó que hubiera cambios en los eventos programados salvo por la noche de boliche, la cual fue efectivamente eliminada por cuestiones de seguridad sanitaria. Al mismo tiempo, señaló que, si bien los padres sí deben realizar el viaje a Córdoba en caso del contagio del niño, la empresa suministraría un medio de transporte adecuado para ello, aunque no sería gratuito.

Situación con Travel Rock

En el Colegio María Auxiliadora, en Resistencia, un grupo decidió cancelar su viaje de egresados de secundaria ante la inclemencia del virus. Nicolás, padre de una estudiante del colegio, explicó a Vía Resistencia que “hace 2 meses nos dijeron que se iban a reprogramar los viajes y nos mandaron una lista de todos los chicos que tenían la cuota pagada al día. Los padres de los chicos que iban a viajar tenían que firmar y nosotros debíamos escanear la lista y enviarla por correo electrónico”.

El hombre en cuestión fue elegido junto a otro padre como delegado del grupo de egresados, el cual viajaría con Travel Rock. Comentó que, al final, los padres de los estudiantes de la cursada decidieron que no se haría el viaje. “Según el contrato, tuvimos que desistir de hacer reclamos y notificar que el hijo no hará el viaje, y así nos ofrecieron varias opciones para reintegrar el gasto”, explicó.

A continuación, el padre de la joven detalló que podían elegir entre vouchers para hoteles en el sur, hacer valer el dinero para el viaje de un familiar, o bien la reintegración de un 70% del costo del viaje, la cual se pagaría en dos cuotas.

A su vez, Nicolás contempló los efectos de la situación económica. “Me preocupa que la empresa no pueda afrontarla, que vaya a la quiebra”. A esto añadió la “situación es entendible, y por eso digo que acá todos perdemos un poco, y me parece que tenemos que repartir esa pérdida entre todos”.