La frecuencia del recorrido de los colectivos del transporte urbano e interurbano de Resistencia se verá restringida a partir de este viernes, debido a la escasez de combustible producida por la bajante del río Paraná.

Carlos Sartore, vicepresidente de la Cámara de Empresaria del Transporte Automotor del Chaco (CETACH), indicó que las unidades circularán con el horario habitual de los sábados: saldrán 18 ómnibus a la calle, por lo que las demoras en las paradas serán de entre 7 y 10 minutos.

"La medida es total; abarca todas las líneas de colectivo. Hoy vamos a realizar un servicio de sábado", aseguró el empresario, en diálogo con Primera Línea. A su vez, aseguró que la situación se mantendrá así "hasta que llegue el combustible".

El principal problema, indicó Sartore, es que "no hay nafta en todo Resistencia y ahora no tenemos ni siquiera fuera de cupo". El bajo nivel del río Paraná impide la llegada de las barcazas que transportan los hidrocarburos. A pesar de que en el día de hoy se registró una suba de 2,30 a 2,80 metros, el nivel sigue siendo insuficiente para que se pueda abastecer a las plantas.