Un hecho insólito sucedió en el marco de la pandemia que azota al mundo y de los protocolos de seguridad que se llevan a cabo en las distintas localidades. Un grupo de jóvenes realizó una fiesta clandestino que terminó en el medio de la Ruta 4, en la provincia de Chaco.

El suceso ocurrió el domingo por la madrugada, cuando un grupo de personas se presentó sobre la ruta provincial 4, en Quitilipi, con música y en pleno contacto físico.

Las primeras fuentes aseguran que se cree que los adolescentes estaban de festejo en un campo cercano hasta que se trasladaron la calzada.

No obstante, con la velocidad de las redes sociales, se conocieron imágenes y videos, donde se puede ver a las personas bailando y tomando, con música a alto volumen en parlantes montados autos y motos.

Desafortunadamente, al ser notificada la Policía sobre el suceso y al arribar al lugar, los jóvenes ya no se encontraban allí aunque sí se pudo constatar botellas y desechos en el lugar.

En tanto, el fiscal de turno ordenó que se instruya un expediente judicial para determinar si existe alguna responsabilidad del propietario del campo lindante a la ruta, donde se habría organizado la fiesta clandestina.