El gobernador de la provincia explicó la postura del gobierno frente a la actual crisis.


El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, comunicó, tras la teleconferencia entre el presidente y gobernadores, donde se estipuló que “No hay un falso dilema entre salud y economía. Entendemos que preservar la vida de las personas es lo más importante y es una responsabilidad indelegable del estado”.

Tras hacer efectiva la extensión de la cuarentena obligatoria hasta después de Semana Santa, el gobernador declaró que “Es necesario encontrar juntos caminos para encontrar una salida. Hay que trabajar con alternativas: cómo instrumentar un sistema de pago; estrategias para disminuir la utilización de billetes”, entre otras medidas para amortiguar los efectos de la crisis sanitaria.

El funcionario manifestó su postura respecto de la situación de las personas más vulnerables económicamente que “Todos planteamos nuestra solidaridad con el momento actual. Muchas personas que son cuentapropista o que se desenvuelven en la economía formal, desde una manicura hasta alguien que es un vendedor ambulante, o que sobrevive de la prestación de servicios básicos, como un plomero o un talabartero, o un jornalero, que todo el tiempo tiene que llevar un ingreso, un plato de comida a sus respectivos hogares trabajando diariamente, si no lo puede hacer, te imaginarás la solidaridad de aquellos que más tienen”.



Comentarios