Con la llegada de los primeros 200 kits, comenzó la capacitación intensiva al personal que realizará los análisis para determinar en nuestra Provincia la presencia, o no, del Covid-19 en las muestras que remita el Ministerio de Salud Pública. Se trata de materiales sanitarios y descartables que significaron una inversión de 145 millones de pesos. Esta adquisición del Gobierno chaqueño con los reactivos correspondientes, servirá para acelerar el tiempo de detección efectiva del Coronavirus.

La ministra de Salud Pública Paola Benítez recibió ayer, de parte del gobernador Jorge Capitanich, los primeros 200 kits de reactivos enviados por el Ministerio de Salud de la Nación, que se emplearán para la detección local de casos de coronavirus. Se trata de una respuesta directa del ministro de Salud de la Nación, Ginés García González, a un pedido del Ejecutivo chaqueño. La descentralización de esta tarea permitirá una resolución en menor tiempo de la detección de los casos.

Unos 14 profesionales de la salud iniciaron este viernes las capacitaciones a distancia dictadas por el Ministerio de Salud de la Nación, con eje en el área de Inmunología del Hospital Perrando. Entre los principales aspectos que abordó este taller, se encuentran: situación actual del COVID-19, lineamientos regionales para el diagnóstico, técnicas de diagnóstico recomendadas por la OMS, revisión pormenorizada de los protocolos, interpretación de resultados y el informe de los mismos. El objetivo es lograr que se puedan efectuar las pruebas en la provincia en el menor tiempo posible y de manera adecuada. Hasta el momento las pruebas de todo el país solo se realizan en el Instituto Malbrán de Buenos Aires donde el Chaco lleva enviadas unas 156 muestras.

Con la llegada de los primeros 200 kits, comenzó la capacitación intensiva al personal que realizará los análisis para determinar en nuestra Provincia la presencia, o no, del Covid-19 en las muestras que remita el Ministerio de Salud Pública.

El Ministerio de Salud Pública del Chaco también adquirió materiales sanitarios y descartables para aprovisionar de manera adecuada a los centros asistenciales. A través de una inversión 76 millones de pesos en medicamentos y de 69 millones de pesos en insumos, se tendrá en condiciones a los hospitales del territorio provincial para la adecuada atención de la población. La compra incluyó: agujas y jeringas descartables de distintos tipos y para distintas funciones; alcohol en gel y etilico, mascarillas, llaves estériles, pulseras adaptadas para neonatos, bisturíes, equipos estériles y materiales para infusiones intravenosas, envases y bolsas descartables de diversos usos; agua oxigenada; bajalenguas, entre otros elementos sanitarios.