Un ciudadano señala que el presupuesto no es suficiente para el tamaño del trabajo que fija la ordenanza de sustitución de la tracción a sangre.


Oyente de Radio Facundo Quiroga puso en duda varios puntos establecidos en la ordenanza, entre ellas la administración del fondo y el control sobre los resultados que arrojen los censos, porque “no está claro cómo la van a realizar”.

Explica a la radio el resultado de sus investigaciones: “Estaba viendo las ordenanzas que regulan el sistema, 11894 del 2016, tiene varios ítems que incorporan la creación de una comisión reguladora del sistema de tracción a sangre, un registro de vehículos, un censo de las personas que utilizan y de la población de caballos, censo que se deberá de realizar en los centros comunitarios municipales, todo eso según la ordenanza, y todo eso que tienen que disponer de dos personas por centro para la realización de ese censo. Después de averiguar, vi que habían 15 centros comunitarios en toda la ciudad, o sea, esto, para la sustitución de los sistemas de tracción a sangre, no está muy en claro quien lo va a realizar, quien va a manejar los fondos.”

“A pesar de que dicen que es del uno por ciento, yo me encontré que con lo que dice la resolución, mejor dicho la ordenanza, nos muestra que el uno por ciento de todos los impuestos que calcula alrededor de 30 millones de pesos que sea el monto, van a realizar la sustitución, a pesar de que dice que va a durar durante el tiempo que se produzca la sustitución, no da un término determinado de tiempo para realizarlo”, explica el vecino.



Comentarios