El Gobierno Provincial busca generar una mesa participativa y democrática con distintas áreas del Estado y organizaciones sociales.


En busca de replantear la relación del Estado con las organizaciones multisectoriales y sociales ante las situaciones de conflicto, el Gobierno Provincial apunta a crear una mesa participativa y democrática para modificar las prácticas institucionales. El ministro de Seguridad, Daniel Chorvat, hizo hincapié en la necesidad de rever las responsabilidades y necesidades de las partes involucradas y afectadas por los conflictos y protestas sociales, para lograr un “consenso histórico” que permita dar respuestas gubernamentales satisfactorias.

“Este es el momento oportuno, para emprender una construcción colectiva de consensos sociales que deriven en nuevas prácticas institucionales y en un Estado más eficiente no sólo en su respuesta sino también en la optimización de recursos”, expresó Chorvat.

Se busca encaminar un primer encuentro de participación multisectorial de consenso social en la provincia, en donde se pueda debatir sobre compromisos, responsabilidades y necesidades a la hora de peticionar. Estas mesas de trabajo pretenden ser participativas y democráticas, en un marco legal y de consenso para generar la modificación de praxis institucional y el cambio de participación política.

“Hace más de 12 años el Estado otorgó visibilidad a los movimientos sociales, transfiriéndole una cierta responsabilidad en la asignación de recursos. Se convirtieron en un medio para llegar a un sector de la sociedad, a través de donde se canaliza la ayuda. Es entonces que tenemos movimientos sociales manifestando demandas y a un Estado que da respuesta asignando recursos; y desde el comienzo existe un solo punto de contacto, que es la calle”, describió el ministro de Seguridad. Explicó que lo que se busca es revisar estos procesos respetando la existencia de las organizaciones sociales y marcando la responsabilidad de los agentes públicos y el Estado en la asignación de recursos.

“Debemos reconocer que los movimientos sociales se hacen cargo de estar en donde el Estado no llega, pero debemos dar un paso siguiente, replanteando las responsabilidades de cada uno y planteando nuevas formas institucionales para dar respuesta”, consideró Chorvat.

En tanto, subrayó que los conflictos con organizaciones sociales afectan a otra parte de la sociedad no involucrada directamente. “Hay una parte de la sociedad que no forma parte ni del Estado ni de los movimientos sociales, y que también tiene su demanda, porque las tensiones producidas, que surgen en la calle, le generan complicaciones”, expresó.

El ministro de Seguridad apuntó a “encauzar nuevos procedimientos conjuntamente con la sociedad civil organizada”, que deriven en un recurso escrito, que contemple los derechos de todas las partes, que aporte a la construcción ciudadana y que pueda tener un marco legal y legislativo.

Por otro lado, Chorvat destacó que en el último año se lograron grandes resultados en el cambio de paradigma social propuesto desde la visión de construir una seguridad democrática. “Se ha trabajado por la dignificación del trabajador policial, de que no tengamos una Casa de Gobierno vallada como años atrás, de mejorar el accionar policial en los procedimientos garantizando no sólo el derecho a peticionar sino también el derecho a la libre circulación”, explicó.

Indicó además que “con la decisión del gobernador Domingo Peppo, planteamos un nuevo esquema en busca de mantener el orden y la paz social. No desestimamos la dura crisis que estamos atravesando, validamos los pedidos de la gente a través de la mediación, pero también debemos buscando garantizar que ningún trabajador sea perjudicado por el reclamo. Trabajamos por ser un Estado presente y comprometido con todos los sectores”.

En tanto, sostuvo: “Somos conscientes que en el fondo lo que debemos debatir tiene que ver con la inequidad social y la optimización de recursos, y estamos dispuestos a resolverlo con mesas ampliadas de generación de consensos a través del diálogo”.

En este sentido, aseguró que se debe dar “un consenso histórico e involucrar a todas las partes, porque esta propuesta plantea no sólo cambios dentro del sistema burocrático sino también transformaciones culturales en los modos que tenemos de expresarnos como sociedad chaqueña”.



Comentarios