El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) está trabajando desde ayer lunes en las excavaciones.


En medio de gran expectativa por lo que implica un hecho de estas características, el Lote 39 de Colonia Aborigen recibió ayer a las autoridades judiciales federales junto a técnicos del Equipo Argentino de Antropología Forense y miembros de la Secretaría de Derechos Humanos del Chaco, para el inicio de las excavaciones de fosas comunas, en busca de restos humanos.

Antropólogos forenses ya trabajan en el sitio donde buscarán fosas comunes. (Web).

De este modo, comenzaron los trabajos para las excavaciones en Lote 39 de Colonia Aborigen para encontrar las fosas comunes de la Masacre de Napalpí. Esta labor les demandará al menos 30 días, según indicaron a NORTE fuentes judiciales.

Antropólogos forenses ya trabajan en el sitio donde buscarán fosas comunes. (Web).

La medida –cabe señalar– fue ordenada por la juez Federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, quien busca obtener información en el marco del Juicio por la Verdad que promueve la Fiscalía Federal y en el marco de la Investigación judicial por la Masacre de Napalpi como crimen de Lesa Humanidad.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) está trabajando desde ayer lunes en las excavaciones y, eventualmente, exhumaciones en el Lote 39, lugar donde está ubicada una fosa común donde se habrían depositado cuerpos de las víctimas de la Masacre de Napalpí.

La Fiscalía Federal lleva adelante una investigación sobre los hechos históricos conocidos como la Masacre de Nalpalpi ocurrida en el año 1924 con el criterio de que constituyen crímenes de lesa humanidad y el Estado Nacional tiene la obligación de juzgarlos en función de los compromisos asumidos ante la comunidad internacional.

La investigación –cabe señalar–logró reunir los testimonios del sobreviviente como Pedro Balquinta y Rosa Grilo y de los hijos de las sobrevivientes Melitona Enrique, Mario y Sabino Irigoyen y de Rosa Chara.

El EAAF trabaja desde el año 1984 en la identificación de desaparecidos en Argentina y desde entonces en la investigación de casos de violencia institucional en más de 50 países como el caso de masacres campesinas en Guatemala y El Salvador y recientemente en la identificación de los soldados argentinos caídos en Malvinas.

En el lugar se encuentran referenciados cuatro lugares donde podrían encontrarse fosas comunes y el trabajo podría realizarse en más de una etapa, de acuerdo a la dimensión de las tumbas, el trabajo que demanden y también la cuestión climática.

“Entendemos como muy importante el trabajo que va realizar el EAAF, como parte de toda la reconstrucción que se viene realizando”, remarcó el historiador y escritor qom, Juan Chico. “Los Antropólogos que intervendrán tienen mucha experiencia en el trabajo en fosas comunes de Masacres Campesinas o Indígenas en Guatemala y el Salvador. Los crímenes cometidos por el Estado Nacional, contra los pueblos indígenas, no deben quedar impunes”, había indicado oportunamente el historiador.




Comentarios