El Ministerio de Turismo de Chubut denunció que un vecino de Punta Tombo hizo un camino sin autorización atravesando todo el campo hasta la costa y destruyendo más de 140 nidos de pingüinos. Además, colocó electricidad al alambrado, lo que generó que cientos de ejemplares adultos murieran.

El dueño del campo lindero a la Reserva Natural de Punta Tombo utilizó una maquina de alto porte, según detalla ADNSur, para realizar el camino y a su paso aplastó los nidos que en promedio cada uno alberga a tres ejemplares de pingüinos Magallanes. La fiscal Florencia Gómez, detalló que el hombre enterró “todos los nidos de pichones de pingüinos, en una zona de alta densidad”.

Punta Tombo, reserva de fauna ubicada a 110 kilómetros de la capital provincial.

“Creemos que era para tener un acceso directo a la costa, pero para eso habría que tener una autorización previa y un estudio para analizar el impacto ambiental, que es lo que se generó: un daño irreparable”, remarcó Gómez.

También detalló que se electrificó el cerco y esto “hizo que muchos de los pingüinos adultos mueran electrocutados”. Ante esta denuncia, este martes se llevó adelante un allanamiento en el campo para realizar una inspección ocular para determinar los daños.

El hombre quedaría imputado por maltrato animal y según lo que arroje el análisis de la escena, “se evaluará si se le imputa otro delito”. Vale aclarar que noviembre es el mes de nacimientos y primeros cuidados para los pichines de pingüinos, por lo que el daño que se provocó fue inmenso.