El objetivo es contribuir en la recuperación de los pacientes internados y analizar científicamente qué tan efectivo es, comentó la coordinadora del Plan Provincial de Sangre de Chubut, Claudia Tedeschi.


El Ministerio de Salud  lleva adelante la recolección de plasma de pacientes recuperados de Covid-19 en hospitales públicos de la Provincia, en el marco de un ensayo clínico que se está realizando en todo el país, con el objetivo de determinar la seguridad y eficacia del uso del plasma de convalecientes en el tratamiento de pacientes con coronavirus.

Donación de plasma.

La jefa del Servicio de Hemoterapia del Hospital Zonal de Trelew y coordinadora del Plan Provincial de Sangre de Chubut, Claudia Tedeschi, explicó que “todas aquellas personas que se enfermaron de coronavirus y pudieron recuperarse de forma favorable, han desarrollado en su plasma, que es la parte líquida de la sangre, anticuerpos específicos para luchar contra ese virus”, agregando que “la transfusión de dichos anticuerpos, llamados inmunoglobulinas G, podrían resultar útiles para el tratamiento de otros pacientes que también están atravesando esta enfermedad”.

Claudia Tedeschi

Resultados obtenidos. En tal sentido, la referente provincial señaló que “la donación y transfusión de plasma ya se está realizando en distintas localidades de Chubut: en algunos casos ha funcionado muy bien, contribuyendo a la recuperación de pacientes que se encontraban en un estado grave, mientras que en otros casos el plasma no ha tenido mayores efectos, y desgraciadamente los pacientes han continuado con la evolución tórpida de su enfermedad”.

Requisitos para la donación.  Por otra parte, la profesional del Hospital de Trelew explicó que no todos los pacientes recuperados de Covid-19 pueden donar su plasma sanguíneo, “ya que para que la extracción pueda realizarse tienen que haber pasado más de 28 días desde que la persona dejó de transitar la enfermedad, y además deben cumplirse ciertas condiciones, que son las mismas que se establecen para la donación de sangre: el donante debe tener entre 18 y 65 años, no haber sido transfundido, no haber tenido enfermedades infecciosas ni haberse realizado tatuajes o piercings en el último año, entre otras”.

Se analizará la efectividad del plasma.

Procedimiento.  “En caso de que el nivel de anticuerpos alcance el mínimo requerido, y la serología del banco de sangre sea no reactiva, es decir, no se detecten enfermedades infecciosas, volvemos a convocar al paciente recuperado y le realizamos una extracción de su plasma”, reseñó la jefa del Servicio de Hemoterapia del nosocomio valletano, aclarando que “el procedimiento es idéntico al que se utiliza para la donación de sangre, con la diferencia de que después nosotros centrifugamos la sangre para separar el plasma de los glóbulos rojos, los cuales pueden ser nuevamente transfundidos al donante o depositados como stock en el banco de sangre del hospital”.




Comentarios