Un insólito hecho ocurrió esta tarde en el Barrio Inta de Trelew.

Su auto se había quedado sin combustible y entonces decidió moverlo con sus manos para ubicarlo en otro lugar, aprovechando que la calle era empinada.

Así quedó el auto.

Sin embargo, las cosas no resultaron como fueron planeadas: cuando lo movía en bajada, un eje del auto se rompió y el mismo giró rápidamente hacia la izquierda. Sin poder frenarlo, y con el envión de la pendiente, el auto salió de la calzada y cayó sobre una vivienda.

Para tranquilidad de todos, no hubo ningún accidentado.