En esta oportunidad se verificaron motocicletas y motopartes, se controlaron numeraciones y procedencias de los rodados. Se trata de un Taller inspeccionado en calle Carrero Podio al 1200 de la ciudad de Rafaela, donde el personal de la AIC pudo registrar y corroborar el normal estado de los vehículos verificados en estado de reparación.

Es una recomendación permanente desde la Agencia de Investigación Criminal el debido control de los vehículos o rodados para circular en la vía pública, asimismo recordamos a los ciudadanos la responsabilidad civil a la hora de adquirir rodados dentro del marco regulatorio que establece el Registro Nacional de Automotores.